Buscar en este blog

Cargando...

viernes, julio 08, 2016

Paulo Coelho me despertó a las 2:45AM

¿EH?

El lunes a la noche estaba muerto. Me encontraba en ese estado sonmoliento que, según las cricunstancias,  me pone idiota o de mal humor. Al llegar a casa, le conté a mi esposa que estaba cansado porque la noche anterior me había despertado cerca de las tres de la mañana, y luego no me pude volver a dormir hasta que sonó la alarma del celular. Cuando me preguntó qué me despertó, le respondí, "Paulo Coelho". Ante su "¿eh?", le comenté que había comenzado el mismo proceso que precede a una publicación en este blog: un recuerdo o una idea; otros recuerdos y otras ideas alrededor de la original; estructuración mental de recuerdos e ideas, desvelo. Cuando este proceso comienza en el día, en lugar de desvelarme, directamente me siento a escribir.
Paulo Coelho en 1973

   Esta vez, lo que me hizo esperar un poco más de lo habitual fue, por un lado, la finalización de un apasionante proyecto audiovisual al que le dediqué muchas horas, y por otro,  la decisión de mencionar a este escritor en una publicación y las posibles consecuencias que podía acarrear. En esta época de lecturas superficiales y disfuncionales hay que tener mucho cuidado al escribir sobre este personaje que genera tanta pasión como repulsión. De todas formas, pensar si escribir o no sobre este tema fue tiempo perdido porque una vez que comienza el proceso de fijación que describí anteriormente, es casi imposible no escribirlo.

MÁS DE UNA DÉCADA SIN NOTICIAS

Mi último contacto con un libro de Paulo Coelho fue hace doce años cuando empecé a leer "Once minutos", y lo dejé por la mitad. Ese fue el final de un viaje por el universo de este escritor que duró unos dos años. durante los cuales, leí ocho libros. Entre los dieciocho y los veinte años estuve pendiente de su obra; sumergido en ese mundo de mensajes alentadores, romances idílicos, y esa sensación de que tenés un amigo veterano que te aconseja sobre cómo vivir la vida de la mejor manera. Yo, con la clásica depresión adolescente, me sentía revitalizado al terminar cada libro. 

   No solo Paulo Coelho tiene su universo. Todo escritor construye un universo en cada obra. Sin embargo, yo me refiero a ese universo que se construye luego de una cierta cantidad de obras, en las que el autor va nombrando de a poco cada estrella. En el caso de George R.R. Martin: cada familia, cada reino, es una estrella; en el caso de, digamos, Charles Bukowski: las mujeres; los empleos que consigue, sus jefes y sus compañeros, el hipódromo. En Coelho: sus estrellas son frases motivacionales, por ejemplo, aquella que sostiene que si uno desea algo el universo conspirará para conseguirlo. Esta es una de las claves de su éxito. Se trata, a mi entender, de la conformación de un universo construido a base de postulados gestálticos (también clave del éxito de Jorge Bucay) y elementos mágicos que llenan un vacío filosófico y sentimental de al menos trescientos millones de personas (lectores).

PRIMER CONTACTO

Curiosamente, llegué a Paulo Coelho allá por el 2001, no por el "Alquimista" o "Diario de un Mago", sino a través de una larga entrevista que le hizo Juan Arias en 1999 y que se plasmó en el libro "Las confesiones del peregrino". En ese momento no había leído siquiera una frase una frase suya. No lo conocía. Me llevé el libro de la biblioteca porque leí la contratapa. 

   Así fue cómo conocí antes a la persona que al escritor. Supe de sus comienzos en el teatro; los dos números de la revista independiente que lo conectó con Raul Seixas, para quien escribió decenas de canciones, entre las que se encuentra "Sociedade Alternativa": canción cuyo estribillo conocí a través de la banda uruguaya La Tabaré Riverock Banda.




   De esta manera me enteré que Paulo Coelho se hizo rico mucho antes de escribir su primer best-seller, "Brida", que desencadenó un efecto retroactivo y despegó sus obras anteriores entre las que se encontraba "El alquimista". 
   Recuerdo también de esa larga entrevista, su testimonio de lo que fue la dictadura brasileña y su secuestro y tortura por parte de un grupo de paramilitares. Lo más fuerte que tengo presente de ese testimonio fue que, la novia que tenía en ese momento, quien también fue secuestrada junto a él, al salir del cautiverio, le pidió que nunca más la llamara por su nombre.
   También tuvo un largo período de adicción a la merca; experiencias con la magia negra; tres internaciones psiquitricas con terapia de electroshock, y no recuerdo qué más. Todo eso me generó curiosidad, empecé a leer sus libros y me fascinó.

SECUELAS

Pasada más de una década de esta inmersión, y muchísima literatura mediante, de las afirmaciones
que se hacen habitualmente, acompaño las siguientes: los textos son de sintaxis simple, lo cuál no hace a los textos ricos desde lo literario, y que la categoría de autoayuda me parece adecuada. De todas maneras, vale destacar que desde 2002 es miembro de la Academia Brasileira de Letras así que no todos pensamos lo mismo sobre sus textos. 

   Leyendo mis primeros escritos, que no están muy alejados de esa época, tal vez lo que se me pegó de su estilo fue el de una fuerte presencia del narrador, como un tercero que opina y reflexiona sobre lo que sucede en la trama. Eso lo fui eliminando con los años. ¿A quién le importa lo que piensa el escritor? ¿A quíén le ganaste?

¿QUÉ INTENTO CON ESTE POST?

No estoy seguro, pero creo que un motivo por el que quise escribir un poco sobre Paulo Coelho es que, con el paso del tiempo, han surgido críticos suyos en las redes sociales, que no lo son porque leyeron alguno de sus libros y concluyen hoy que no es buena literatura, sino que se basan en los memes boludos, o en esa lamentable costumbre que es la de críticar por moda, para encajar, porque mi amigo lo critica: la sed de sofisticación.

   Yo me pasé un poquito y leí ocho libros suyos, pero al menos me siento con propiedad para aconsejarle a alguien que no es necesario incursionar en su mundo, a menos que seas un adolescente deprimido; una persona depresiva en general (mejor un libro de Bucay si no tenés plata para terapia); una persona harto romántica que cree en el amor a primera vista, el poder de la atracción, el esoterismo en general. Ahora, si tenés curiosidad, y querés putearlo con propiedad lee "Veronika decide morir" que, de lo que leí, creo que es su mejor libro, o el menos peor, como quieras llamarlo.
   Lo otro que percibo es que muchas veces se critica a la persona Paulo Coelho, y eso es lo que no entiendo. Tal vez no haya investigado lo suficiente y el tipo en realidad no tiene escrúpulos y es despiadado, malvado, pero me parece que no es para tanto. No lo veo como alguien que perjudique al mundo. Es decir, hay muchas otras personas con auténticas credenciales para ser el foco del odio de millones.
    Lamento ser testigo de cómo el insulto, el cinismo, y el sarcasmo se utilizan como demostraciones de inteligencia y sofisticación, como hace décadas lo era fumar. Creo que nuestro sistema educativo, dentro de todo aquello en lo que adolece, lo hace principalmente en educar para desarrollar seres socialmente inteligente, capaces de empatizar con el otro...con el mundo.




    








   
   

miércoles, junio 29, 2016

Tres discos que la curiosidad me regaló

Resulta algo inverosímil que a pesar de tener acceso a buena parte de la música que hay y hubo en el
mundo, muchos deciden quedarse con las diez o veinte bandas que han escuchado toda su vida. La falta de curiosidad es uno de los males de esta era en la que todo debe estar servido en bandeja, y esa bandeja debe estar frente a nuestras narices para que llame nuestra limitada atención. Supongo que los que vivimos la época de la internet precaria no masificada de mediados de los noventa logramos disfrutar más de este libre acceso, así como disfruta más del confort el pobre que se hace rico que aquel que siempre tuvo mucho dinero y no lo aborda ese sueño de tener mucho dinero. Los que no podían comprar enciclopedias disfrutan de Wikipedia; los que no tenían plata para comprar un disco o un libro, disfrutan ahora del libre acceso a la cultura y nutrirse. Hoy por suerte es así y el mundo está librando una gran batalla para que continúe así. La lucha por mantener la neutralidad en la red es fundamental para que esto siga siendo así. Tanto autores como consumidores culturales del mundo deberíamos estar luchando por lo mismo.

   Volviendo al tema de la curiosidad, lo que me permite afirmar su falta es que yo mismo carezco de la misma en ocasiones. Son ocasiones en las que no tengo la energía para explorar por más fácil que resulte. ¿Qué tan fácil es darle una oportunidad a un disco que te recomendó un amigo? ¿Qué cuesta ver un rato de la película que te recomendó tu prima? El hecho es que a veces no tengo ganas de descubrir, sino de escuchar o ver lo que a mi se me ocurre: un disco que ya conozco o una película de un director que conozco o un libro de un escritor que ya conozco.
   Eso que hablamos entre educadores sobre "despertar la curiosidad" es esto. Motivar a que los chicos del futuro busquen, descubran, intenten nuevas actividades, explorar y aventurarse en lo desconocido. Hoy en día tenemos posibilidades aún más cercanas que la biblioteca, los diarios, el cine. Tenemos todo en una pantallita en nuestros hogares. Una pantalla que muestra datos que un procesador recibió y realizó las operaciones necesarias para mostrarlo en un lenguaje visual entendible para el ser humano. Esos datos que analiza el procesador vienen de diferentes computadoras en diversos puntos del planeta. Esas computadoras y la nuestra forman parte de la red de alcance global (GAN) Internet.
   Los momentos de curiosidad que he tenido durante los últimos días me ha permitido descubrir música y literatura que se sumará a mi banco de influencias a la hora de crear, presentar algún arreglo musical, escribir.


Secos e Molhados - Secos e Molhados (1973)

Todo empezó con un deseo de escuchar música de Brazil. Cada tanto tengo este ataque. Esta vez se me ocurrió googlear "los mejores discos de Brazil". Allí saltó un link a los cien mejores discos de la Rolling Stone de Brazil. Entré y el disco número uno era este de los Secos e Molhados, banda que en ese momento tenía en vocales al monstruo del agudo Ney Matogrosso. Aquel que no lo conoce da por sentado que quien canta es una mujer, pero no. Es Ney, vestido de forma excéntrica pero con un mensaje detrás: cuidemos la naturaleza.

   Cuando vi Secos e Molhados me sucedieron dos cosas. Me acordé de un cantante amigo que me lo había recomendado hacía semanas y yo me lo anoté en el teléfono (si, cambié la libretita por el teléfono) en algún momento .Ese momento había llegado aunque de forma accidental. Lo otro que me sucedió, ya al escuchar el disco, fue que la canción que abre el disco ya la conocía. La conocía de una serie brasilera sobre el mundo del porno en los 70´s que nunca vi, pero me dejaban encantado los créditos iniciales que tenían esta canción como cortina. Sangue Latino es la canción que abre el disco. No se me da la de crítico de música como para adornar esta canción con adjetivos y sinónimos para no repetir en la redacción; describir con precisión el género, y a qué otra banda se parece: ese es un nivel de melomanía depositado en un género literario en el que no deseo invertir tiempo. Si el tiempo fuese infinito lo intentaría, pero después de los treinta, y más aún, después de los treinta y dos, uno empieza a tomar este tipo de decisiones referentes al manejo del tiempo. A los veinte era una esponja que pretendía absorber y asimilar todo el conocimiento posible, saber un poco de absolutamente todo. Un día, alrededor de los treinta, me di cuenta que, más que saber un poco de todo, sabía mucho de nada. Así que empecé a hacer este tipo de elecciones. Por desgracia hay que elegir. Todo no se puede amigo.


Tim Maia - Tim Maia/Volumen 4 (1973)

Las sugerencias de Youtube me llevaron luego a este disco. Lo elegí porque me llamó la atención la estética mezcla de Negro Rada con un proxeneta y Paco Casal. Este disco es para mover la patita casi todo el rato. Puro funk. Si no querés escuchar todo el disco, escuchá por lo menos los primeros tres temas. Te tiro un dato: los primeros once discos de Tim Maia se llaman Tim Maia. Para que te hagas una idea de este personaje que entre el 70 y el 93 sacó uno o más discos por año. Fue de los pocos músicos que hablaba abiertamente de sus adicciones. Un tough guy este Rada funky brasilero.



Jorge Ben - Samba Esquema Novo (1963)

Su éxito comenzó cuando un capo de la Philips escuchó «Mas, que nada», el tema que abre el disco. La samba y la bossanova son géneros sedantes. Te tranquilizan y también te ponen un poco nostálgico. Son canciones que te llenan de energía, ni positiva ni negativa: esa energía que te da ganas de ponerte a escribir o a tocar la guitarra.

   Conocí a Jorge Ben recorriendo la famosa lista de  los 1001 discos que hay que escuchar antes de morir. Allí reseñaban el disco Africa del `76. Un álbum que llevo en el celular y escucho todo el tiempo. Ese es más funky y rítmico que este. El Africa te da ganas de pararte en el ómnibus y cantar las canciones a viva voz, ir hacia adelante y hacia atrás en ese bus ante la mirada desconcertante de los pasajeros. Muchas viejas como en todo viaje, te miran y charlan entre ellas sobre lo mal que está la juventud de hoy.
   Canciones a destacar: «Más, que nada», «Chove, Chuva» y «Menina Bonita, Nao Chora»

Y después escucháte este:



Iba a recomendar un par de discos más pero no quiero arruinar la temática Brazil.

¡Síganme los buenos!
Chapulín Colorado

martes, mayo 31, 2016

LO QUE SUCEDE AL MADRUGAR LOS SÁBADOS

FHUCE - UdelaR
28 DE MAYO DEL 2016

Todo empezó con un pequeño intercambio con el profesor de Producción Editorial. Durante la clase, los estudiantes le preguntaban cuáles eran los temas a estudiar, qué material estudiar y capítulos. El profesor se negó rotundamente a dar una lista de capítulos a estudiar alegando que no estaba de acuerdo con "dar un rollo y que ustedes se lo aprendan de memoria". Entonces, simplemente dio los puntos y dijo que todo eso estaba en el Manual de Diseño Editorial de Jorge de Buen y que además investigáramos en Internet, donde estaba plagado de material al respecto. Muchos estudiantes, de esos bien metódicos, que necesitan un rollo de conocimiento digerido para aprendérselo, ya cansados del curso tan desestructurado, comenzaron a protestar porque no sabían qué estudiar. Uno de ellos incluso, durante la pausa, hablaba por celular con alguien, diciendo que iba a denunciar al profesor ante la Comisión de Carrera porque el profesor no le había dicho qué estudiar concretamente. Es decir, se acostumbraron a una forma de aprender (rollo de contenidos concretos para estudiar) y a una manera de recibir el conocimiento (exposición de contenidos ordenados).

A la vuelta de la pausa del café, entro al salón, me acerco al profesor y le aconsejo que vaya seleccionando las 30 páginas más importantes del Manual porque si se aprueba el nuevo proyecto de ley solo se va a poder tener una copia de esa cantidad de páginas, que es lo que se considera un texto breve. Él, primero me expresa con su rostro estar al tanto del proyecto, y enseguida largamos una estruendosa carcajada mientras inclinamos nuestras cabezas hacia arriba unos 90 grados (esto último puede que sea una exageración). Luego de esa carcajada por lo absurdo de ese artículo, suspiramos con decepción. Después él me dice que tiene una idea para abaratar los costos de las publicaciones, relacionado con hacer ediciones estatales a costos inferiores que al de fotocopiar la obra entera. Dado que el tipo tiene pleno conocimientos de los procesos de producción editorial, le creo. Pero bueno, la FEUU no consultó a los docentes así que ya fue.

El debate entorno a la redacción del nuevo proyecto de reforma de la ley de derechos de autor se instaló en los diferentes medios y creo que, luego de haber leído bastante por los mismos, se concluye en lineas generales, que la nueva redacción no mejora demasiado la situación actual de los estudiantes. Pero el inciso en el que me quiero detener es el que dice:

No es mi intención escribir sobre lo mal que está esto, ya que se ve a simple vista que es injusto y continúa obstaculizando el libre acceso a los materiales de estudio. Me quiero detener en lo que puse entre comillas: "de forma local". Eso quiere decir que si yo quiero acceder al material colocado en la plataforma educativa de la Universidad (EVA) desde mi casa, no voy a poder, ya que un pequeño programa informático o una determinada configuración en los servidores me impedirá acceder a la misma. Es muy probable que la forma en la que se implemente esto sea a través de un bloqueo de IP. O sea, los servidores de la facultad tendrán bloqueado todo tipo de solicitud externa de información. Para acceder a ese material de estudio, tendré que ir a la facultad, pedir turno para utilizar la computadora un rato, y acceder desde allí al material. Es más, si se aprueba este ítem, lo más práctico para poder ejecutar el inciso sería directamente quitar el acceso a internet. O sea, con un servidor que aloje los materiales y unas diez terminales "bobas" (habría que ver lo de número razonable que no se específica en ningún momento) para poder acceder al material y ¡Listo!. Tal vez, me equivoque, pero si mi interpretación es correcta, esta situación es hasta peor que la anterior al proyecto de reforma original. En síntesis: para poner en práctica esta ley hay que dar de baja al EVA y crear una especie de Intranet local sin acceso a internet) que permita acceder a algunos materiales solo desde la propia facultad. Claramente no hubo un conocedor de tecnologías de la información en la conformación de este acuerdo, que les comunicara que ese ítem implicaba mantener al EVA en la ilegalidad. Es más, este proyecto, al leerlo en su totalidad, permite concluir que prácticamente todo lo que era ilegal, lo sigue siendo. 

Este asunto del bloqueo de páginas es lo que me lleva a revisar algunos antecedentes en la historia de la reciente Internet de grupos con intereses creados que postulan el bloqueo al acceso de páginas como método de protección de dichos intereses.



26 DE OCTUBRE DEL 2011.

Ese día, la Cámara de Representantes de los EEUU presentó un proyecto de ley llamado Stop Online Piracy Act (SOPA), algo así como Acta de Detención de la Piratería Online. Esta ley pretendía ampliar las posibilidades de combatir el tráfico de contenidos con derechos de autor. Esto incluía, entre otras medidas: 

"la solicitud de una orden judicial para bloquear la publicidad y las redes de pago que proveen las ganancias del sitio infractor y el bloqueo de los resultados que conducen al sitio a través de los motores de búsqueda. Incluye además la posibilidad de conseguir una orden judicial para que los proveedores de Internet bloqueen el acceso al sitio infractor. La ley podría extender las existentes leyes penales, incluyendo al streaming de material con derechos como actitud que puede ser penalizada; e imponiendo una pena de hasta cinco años en prisión"

Esta ley estaba impulsada principalmente por: "Motion Picture Association of America (MPAA), la Recording Industry Association of America, laboratorios farmacéuticos tales como Pfizer, negocios de medios audiovisuales y la Cámara de Comercio de los Estados Unidos"(1). 

A partir de esta ley, se levantó una oposición a nivel global alegando que provocaría una escalada de censura, lo cual inevitablemente llevaría a la pérdida de internet como una fuente de libre acceso a la información. 7000 sitios organizaron un apagón tecnológico que afectó la navegación por esos sitios durante 24 horas. El apagón, junto a diferentes protestas en todo el mundo, llevaron a que el Congreso de los EEUU diera marcha atrás con el proyecto. Esto represento una gran victoria en la lucha por la libertad y neutralidad de la red. Uno de los principales activistas en esta lucha fue Aaron Swartz:


20 DE NOVIEMBRE DE 2002

Aaron Swartz fue un prodigio. Nacido en 1986, desde muy chico comenzó a estudiar programación y, es de esas personas que ha generado, sin que lo sepamos, algunas de nuestras costumbres más cotidianas, entre las cuales se encuentra el uso del hashtag, el acceso a comunidades colectivas como Taringa o Reddit en el mundo anglosajón y hasta lo que ves en el muro de tu Facebook.  En ese mundo, cuando se usaban más los blogs como este que las redes sociales, Swartz, a los 14 años fue uno de los autores del llamado RSS Feed. En resumen: te permitía acceder a una lista con las actualizaciones de tus sitios web favoritos. Es algo muy parecido a lo que hacemos hoy en Facebook cuando "seguimos" a una persona y le damos Like a una página, ya que a partir de ese momento, nuestro muro comienza a recibir actualizaciones de ese perfil o página, aunque ellos no reciben nada nuestro: es unidireccional. No es el caso de "hacerse amigos" ya que allí hay algo más bidireccional: es un acuerdo de mutua sindicación. Luego de una serie de hackeos que permitieron acceder a mucha información que no estaba en la web superficial, fue enjuiciado por uno en particular que fue el acceso a diversos "papers" académicos del MIT, "papers" que años después el propio MIT liberó (aceptando de alguna manera que lo que hizo Swartz fue adelantarse simplemente), Por los cargos que presentó el MIT, sumado a una escalada del gobierno en busca de una cabeza de turco para dar el ejemplo de que "con el acceso a información confidencial no se jode", para 2012 Swartz enfrentaba una potencial pena de 50 años y millones de dólares de multas. Esta situación, sumada a un cuadro depresivo con el que luchó toda su vida, llevó a su suicidio por ahorcamiento el 11 de Enero de 2013. Se podría decir que Swartz fue un activista que abogó por el libre acceso a la información en internet lo que lleva lógicamente a una mayor justicia social. ¿Por qué? Intenta llegar a esa conclusión por tus propios medios. Dejo un documental interesantísimo sobre esta persona que podría haberle dado mucho más de lo que le dio al mundo si lo hubiesen dejado tranquilo.




En ese mundo de adultos responsables autoproclamados gurúes de la tecnología, Swartz era constantemente ignorado por ser un pendejo. A los 14 años, cuando estaba en séptimo grado (primero de liceo), producto de una tarea que había enviado una profesora, le mandó una carta a su ídolo, el llamado "padre de la web" Tim Berners-Lee (TBLee) en la que le preguntaba en qué grado creía que su trabajo había contribuido con el moldeamiento de Estados Unidos. TBLee le respondió: "Soy un Inglés que vive en Francia y trabaja en Suiza. Estados Unidos no tiene nada que ver esto" Aaron Swartz al día siguiente cuestionó el trabajo de su maestra por ser demasiado amerocentrista. A los 16, Swartz vuelve a encontrarse con Tim Berners Lee en una conferencia del WW3 (Consorcio WWW que genera estándares en el uso de internet) de la que TBLee era director. Afortunadamente, ya TBLee estaba al tanto de las ideas de Swartz y fue uno de esos adultos que le dio bolilla. Este vínculo se desarrolló a tal punto que Swartz ingresó a la Universidad de Stanford gracias a una carta de recomendación de TBLee. Sobre esto Swartz dice: "supongo que una carta del inventor de la Web debe haber ayudado, a pesar de ser Inglés".

Tim Berners Lee y Swartz
6 DE AGOSTO DE 1991

Si Aaron Swartz forma parte de algunas de las actividades que realizamos en internet, Tim Berners Lee está en todo lo que hacés en la red, básicamente porque fue él quien combinó una internet que simplemente comunicaba computadoras, con un protocolo de hipertexto (links). El resultado: la World Wide Web. Navegación entre sitios web alojados en computadoras conectadas a Internet mediante el desplazamiento por hipervínculos. Pero para lo que traigo a colación el aporte de Tim Berners Lee es para mencionar que la rápida difusión de la www se debió a que Tim Berners Lee y todo el equipo del CERN (Consejo Europeo para la Investigación Nuclear) decidieron en su momento liberar tanto el software de uso del servidor como el del cliente. En 1994 TBLee puso en marcha la W3C mencionada anteriormente. ¿Su cometido?

"Este organismo decidió que todos sus estándares fuesen libres, es decir, que los pudiese utilizar todo el mundo libremente sin coste alguno, lo que sin lugar a dudas fue una de las grandes razones para que la Web haya llegado a tener la importancia que tiene hoy en día."(2)

HOY

Yo creo que la cultura debería ir por el mismo camino: mientras más libre sea el acceso más posibilidades de importancia y trascendencia puede llegar a tener esa obra. Hoy en día hay una gran disputa a nivel global. Es una disputa de orden económico, social, cultural y generacional. En Uruguay, lo que impera es que la mayoría de los que abogan por un acceso libre a la cultura son personas jóvenes, sin demasiados recursos económicos, sin un capital para invertir, que apuestan a desarrollar su carrera priorizando el que llegue al público, creyendo que es el mejor camino para que su obra se difunda, y que llegue a la mayor cantidad de público posible, el cual eventualmente terminará comprando su disco o su libro o yendo a ver su obra de teatro. Por otro lado, los que defienden la Propiedad Intelectual y el derecho de autor, son los representantes de la industria y artistas de mediana edad ya consolidados que tuvieron años para desarrollar una carrera bajo el modelo imperante. Es entendible que aquellos que han logrado un ingreso digno defiendan este modelo y, como se dice vulgarmente, se "ponen la camiseta" de la industria y de los entes privados gestores de los derechos de autor. Lamentablemente, otros que reciben tan solo una propina se niegan a darle una oportunidad a un modelo que mejore su situación.

Estamos viviendo una época (desde las últimas dos décadas) en la que el mundo está intentando mantener dos paradigmas: la defensa de la Propiedad Intelectual y los derechos de autor por un lado, (conceptos defendidos por las grandes corporaciones farmacéuticas y de entretenimiento, la industria discográfica y del libro) y el acceso libre a la información. La propia empresa Google hoy en día está intentando quedar bien con las dos partes e intenta favorecer ambos movimientos. Por un lado, apoyando el desarrollo de las licencias Creative Commons y el acceso público a la información, y por otro, defendiendo la Propiedad Intelectual y los derechos de autor retirando desde 2010 unas 360 millones de URL al año que infringen derechos del autor; cortando el ingreso financiero de webs especializadas en piratería online; haciendo acuerdos en 65 países con 48.000 empresas de contenidos habiendo desembolsado 1000 millones de dólares a la industria musical y habiéndole pago a 1 millón de creadores (varios artistas uruguayos cuyos derechos gestiona AGADU)  y 2 millones de editores (incluidas editoriales importantes instaladas en Uruguay) en el mundo. Uno de los proyectos que apoya Google en España se llama CreaCultura, grupo que defiende la Propiedad Intelectual y el Derecho de Autor. Una de sus representantes es Magdalena Vinent: Directora General de CEDRO, Centro Español de Derechos Reprográficos, desde el año 2000. Actualmente preside la Asociación para el Desarrollo de la Propiedad Intelectual (ADEPI). Los dejo con unos fragmentos de uno de sus últimos artículos admirando la capacidad de Italia y Portugal para bloquear sitios a diestra y siniestra.
"Hace unas semanas los representantes de las organizaciones que se encargan de luchar contra la piratería en Portugal y en Italia fueron invitados por la Coalición de Creadores para contarnos su experiencia.
Los resultados no necesitan aclaración alguna: en Italia 157 páginas han sido bloqueadas en los dos últimos años a través de un procedimiento administrativo muy parecido al español, al que se le destinan bastantes recursos. En Portugal, en tan solo siete meses se han cerrado 252 sitios ilegales. En este caso, mediante un acuerdo entre todos los afectados (representantes de las industrias culturales, ISPs y anunciantes), con el apoyo de la Administración Pública."
"El representante de la organización lusitana aseguró que en su país la piratería disminuyó un 80 por ciento y ha aumentado el consumo de libros, películas y música legal. Parece claro que este es el camino." (3)

Magdalena Vinent
Después de esto último tu pensarás "Ah, bien, aumentaron las ventas". Lo que no menciona Magdalena, porque seguramente ni se le pasa por la cabeza, es la gran injusticia social que se genera con estas políticas. Acceso al conocimiento solo si se tiene dinero. Justamente en dinero es lo que piensa gente como Magdalena y otros miles que no logran ver la "big picture".

Es un lugar común a esta altura decir que no es coherente estar en contra de reformas que amplien el acceso democrático a la cultura mientras por otro lado se descargan películas y música de forma compulsiva, es decir, "Haz lo que digo y no lo que hago". El asunto es que no deja de ser verdad por ser un lugar común. Cuando favoreces reformas que amplian la potestad de gobiernos y otros entes de limitar el acceso de las personas al conocimiento y al enriquecimiento cultural, te encontrarás en un futuro cercano con que, lo que alguna vez fue la gran autopista del conocimiento, será una serie finita de carreteras cortadas.

Finalmente, solo queda preguntarse de qué lado de la Historia querés estar. Yo no tengo dudas.

La seguimos...

Fuentes:

(1)https://es.wikipedia.org/wiki/Stop_Online_Piracy_Act
El Hijo de Internet: La Historia de Aaron Swartz - Subtítulos en Españolhttps://www.youtube.com/watch?v=7jhdj0vKbYo
http://www.aaronsw.com/weblog/mylifewithtim
https://es.wikipedia.org/wiki/Aaron_Swartz
(2)https://es.wikipedia.org/wiki/Tim_Berners-Lee
http://googleespana.blogspot.com.uy/
(3)http://www.blogcreacultura.com/italia-portugal-pirateria/






viernes, mayo 27, 2016

4 CASOS EN LOS QUE AYUDÉ A LOS AUTORES CON MI ACCESO GRATUITO A SU ARTE.

Actualmente en Uruguay hay un debate entorno a una ley que pretendía ampliar las libertades de acceso a todo tipo de obra con fines de uso personal y que, finalmente, fue recortada por los gestores privados de derechos de algunos autores, representantes de la industria del libro (no los escritores) y la unión de gremios de trabajadores, mejorando a mi entender muy poquito la ley original de 1937. No ahondaré aquí en fundamentos teóricos justificando mi postura y el porqué de mi firma digital en la carta que defendía el proyecto de reforma original. Lo que haré por este medio es relatar cuatro de las decenas de casos en los que, gracias a un inicial acceso libre a las obras, los autores de las mismas ganaron dinero y no fueron robados:

CASO 1: LA HERMANA MENOR.

Cuando tenía unos 22 años, gracias al boom del mp3, pude acceder gratuitamente al disco Ex de La Hermana Menor. Era el año 2006, hacía como tres años que había salido el disco pero yo no conocía la banda. Ese disco me partió la cabeza y a partir de ese año comencé a ir con frecuencia a los recitales de la Hermana. Luego de ese disco vinieron otros, los cuales nunca compré porque nunca tuve la costumbre de usar el CD. Sin embargo he podido escuchar gratuitamente todos sus discos, aprenderme todas sus canciones e ir a sus recitales a cantarlas a viva voz. Mi memoria es una mierda pero si tengo que dar una cifra de cuánto he pagado en entradas para ver a la banda en vivo, me animo a decir que por lo menos he gastado un acumulado de 5000 pesos, cifra mucho más grande que lo que puede costar comprar su discografía en CD. Mi conclusión es que La Hermana Menor ganó con mi acceso gratuito a sus discos.



CASO 2: SÓRDROMO

Mas o menos a la misma edad que descubrí a La Hermana Menor, Sórdromo andaba tocando en vivo por el circuito montevideano. A veces iba a algún festival y allí estaba Sórdromo tocando. Me parecía una cagada la música que hacía la banda. Se que suena irrespetuoso adjetivar de esa manera pero trato de situarme en ese momento y así polarizaba yo mis opiniones: bandas buenas y bandas de mierda. Pasados los años y luego de su separación, accedí a sus discos gratuitamente via Youtube. Nuevas influencias mediante, me di cuenta que en realidad Sórdromo fue una banda adelantada a su tiempo y me encantó aunque desafortunadamente se había disuelto. El disco Las Cosas del Querer lo escuché a mas no poder. Hoy en día su discografía suma cerca de 300.000 escuchas, mucho más que los discos que quedan en las disquerías pendientes de venta. Ahí puede que estén perdiendo unos miles de pesos. Por otro lado, nuevas generaciones siguen conociendo la banda (generaciones que no iban a descubrir la banda milagrosamente) y la están transformando lentamente en una banda que va a quedar en la historia del rock nacional. Paralelamente, se fortalece la reputación de Rodrigo Gomez como productor, en la medida que los discos de la banda que lideró se siguen escuchando. Todo esto es ganancia a futuro porque si, Rodrigo Gomez comienza su carrera solista o vuelve Sórdromo, yo y seguramente muchos más con gusto pagaremos la entrada que pongan para verlo en vivo.



CASO 3: LA OBRA LITERARIA DE IGNACIO ALCURI.

También por esa época, tenía el privilegio de acceder a una biblioteca particular que me prestaba gratuitamente tres libros cada dos semanas. Yo a esa edad no tenía plata y la poca que tenía no la gastaba en libros. Un día, me llevé prestado un ejemplar de Sobredosis Pop de Ignacio Alcuri. Por supuesto que me hizo un clic en la cabeza con respecto al humor en la literatura. Realmente recuerdo el momento en que, mientras leía el libro, pensaba "Guau, guau, guau, jajajajaj". No, no me convertí en un perro drogado: era puro asombro. Hoy, adultez mediante, tengo en mi biblioteca un ejemplar de Basurita y Temporada de Pathos, comprados en librerías X. Es seguro que, de no haber podido acceder gratuitamente a ese libro que no le generó ningún ingreso a este gran escritor, no tendría esos libros en mi biblioteca.



CASO 4: LA BANDA DE MARCELA

Hace millones de años, en el Hostel de Valizas, conocí a Marcela. Me gustaba y me la empecé a cargar. No me dio bolilla pero recuerdo que hablamos mucho de arte y de música, y entre muchas cosas, me dijo que tocaba en una banda llamada 3 Pecados. Ok, dije. Pasaron meses hasta que me acordé de la banda de Marcela y empecé a buscar discos de 3 Pecados. Me encontré con que los discos que habían grabado estaban disponibles para descarga gratuita. Los empecé a escuchar y me gustaron. Para cuando fui a ver a la banda en vivo por primera vez, Marcela no tocaba más, estaba el otro, un peludo de lentes al que llamaban Pau. Cuando la banda editó Diciembra me terminó de convencer la propuesta y fui a todos los recitales que pude hasta que la banda terminó súbitamente por la muerte de uno de sus integrantes. Sin embargo, Pau siguió haciendo música, armando muchos proyectos, todos de calidad, todos disponibles para escuchar gratuitamente. Hoy en día su proyecto principal se llama Alucinaciones en Familia y es para mi una de las mejores bandas del Uruguay. Trato de verlos en vivo todo lo que puedo, pago la entrada que pongan y voy a comprar su disco aunque tal vez no lo abra porque no tengo donde escucharlo. ¿Qué habría pasado si no hubiese encontrado aquellos primeros discos de 3 Pecados luego de haber conocido a Marcela? No sé, pero lo que me terminó pasando por haber encontrado el disco gratis en la web fue maravilloso.



Creo que estos 4 casos explican mi presencia en esta carta:

http://www.todosganamosderechos.org/

Encerrar el arte no es el futuro.


sábado, mayo 21, 2016

Cosas que hacía en 2007 en lugar de leer

Mirar series
Limpiar la casa
Estudiar Historia del cine en Checoslovaquia
Mirar el informativo
Tomar hasta no ver nada
Entrar al myspace y spermhack
Ir a trabajar
Golpear el saco del fondo
Acariciar al gato
Dormir

jueves, mayo 12, 2016

El Testigo



¡Más vale que a ese gato no se le ocurra hablar!. Es el principal testigo de la oscura personalidad de Manuel Gonçalvez Galván. Ese gato, Bernardo, es el único que sabe que Gonçalvez Galván, actual Arzobispo de mi ciudad, tiene debilidades impropias de un miembro de alta jerarquía eclesiástica.

   Bernardo, el gato, siempre atento, con esos ojos color verde y ribetes amarillos, viene observando desde hace cinco años, y al menos una vez por semana, como Galván durante media hora es penetrado ferozmente por un inmigrante nigeriano mientras mira pornografía gay interracial amateur en la computadora con los ojos desorbitados. El gato siempre se sube a un estante a observarlo fijamente, uno pensaría que juzgando o asqueado de tanto pecado, cuando en realidad está esperando con paciencia su siguiente ración de pastillas sabor pescado, de esas bien caras que le da Galván.
   Cinco años atrás, Bernardo fue dejado en la puerta de la Catedral siendo apenas una bolita informe de ojos cerrados y la pequeña lengüita para afuera. Galván lo tomó con mucho cuidado, lo entró, le dio cobijo y a partir de allí se generó ese vínculo que habitualmente existe entre un amo y su mascota.
   Durante un buen tiempo, Galván dejaba al gato afuera de su recámara cuando comenzaba a saciar su deseo sexual multisensorial. Bernardo esperaba afuera con paciencia por un rato, hasta que comenzaba a sentir los jadeos, y ahí, desesperado, empeaba a rasgar la puerta con sus garritas.
   Un día Galván olvidó cerrar la puerta de la excitación que tenía, esa excitación que vuelve a uno irracional, con la mente fija en una sola cosa: acabar. Y ese día, una vez vaciado su cuerpo, al levantar la mirada, en uno de los estantes más altos de la recámara, se encontraba Bernardo, observándolo fijamente, como si estuviese viendo a través de él, no sólo la lujuria y el deseo de Galván, sino la serie de atrocidades cometidas por la Iglesia en su larga historia desde que se convirtió en el estándar de todas las religiones.
   Al nigeriano no le gustaba Bernardo. Le incomodaba mucho la presencia del gato y le hacía perder la erección. Además a Bernardo en ocasiones se le ocurría bajar del estante y pasearse alrededor del moreno, rozándolo con su pelaje, dejando su aroma entre sus piernas, señal de que el nigeriano es de su propiedad.     A Galván, por el contrario, no le molestaba que Bernardo rozara sus piernas o que comenzara de pronto a lamer los dedos de sus manos que estaban apoyados en la mesa sobre la que se inclinaba.
  ¡Más vale que a este gato no se le ocurra hablar! Bernardo, un gato ruso azul pero cuyo pelaje es en realidad de un gris fuerte; un hocico pronunciado que lo hace parecer más salvaje, y un cuerpo más parecido al de un hurón, es el testigo del llanto luego de la lujuria, de la recomposición de la personalidad artificial, esa que los feligreses conocen y aman.

martes, marzo 01, 2016

Post que quedó colgado de 2015 en borradores

EL ARTISTA Y LA PRESIÓN SOCIAL

Entrega de premios como la de los Oscar nos sirve como filtro a la hora de elegir un poco de nuestro hoy valioso tiempo para mirar una película. Lo ideal sería mirar todo lo que uno pueda y darle una chance a todo el material existente. Eso, en estos días, no es posible, porque muchos hemos elegido una forma de vida que no permite tomarse unas horas para mirar algo.

Mi caso no es tanto como el que mencionaba anteriormente porque tengo un par de meses libres y, cuando surgen instancias como los Oscar, puedo ver los nominados, bajar todas las peliculas y ver cada una de ellas con extremo detalle y hasta ver mas de una vez alguna de ellas. Este es un estilo de vida que uno debe elegir con tiempo y a una edad temprana. Para un artista el tener tiempo es extremadamente importante y esto pocas personas lo van a entender. La mayoría va a pensar que vos hacés lo que hacés para tener mucho tiempo libre y no hacer nada y ser un pelotudo y no tener metas. 

El artista es incomprendido por naturaleza y es solamente comprendido por aquellos que tienen  esa inteligencia (si nos ceñimos a Gardner). ¿Por qué es incomprendido? Por muchos motivos. No entienden que uno no puede ver cosas ordenadas o desordenadas; en su lugar o fuera de su lugar. No entienden que la imaginación ocupa buena parte de nuestra actividad cerebral y estar "en otra" es prácticamente nuestro estado natural. Porque siempre estamos imaginando algo, tomando palabras, ideas, frases, hilvanando lo que paso rápidamente por nuestro cerebro como un pequeño flash inspirador...

PUEDE QUE CONTINÚE...

lunes, febrero 29, 2016

400 millones

- En serio, tengo 400 millones en el banco - le decía Leonardo Di Caprio a una húngara que acompañaba a una delegación, quienes terminaron ganando un Oscar a Mejor Pelicula Extranjera esa noche.

Ella no había visto tantas peliculas de Leonardo como para considerarlo una celebridad. En general no miraba películas y no tenía televisor. Vivía en una neo comunidad hippie con jóvenes burgueses de todas las nacionalidades a pocos kilómetros de Szentes. Sus padres de origen irlandés le pusieron Aelish. En esa comunidad vivían 2 alemanes, 3 italianos, 5 húngaros y un uruguayo: yo.

Yo había pasado las mil y una en Uruguay. Traté de vivir de las artesanías, pinturas, tocar la guitarra en ómnibus y mil cosas más vinculadas al arte pero no había caso: Uruguay no me quería. Uno de los primeros días de invierno de 2014 estaba tirado en la plaza Bellán, absolutamente rendido. No sabía que hacer. El cielo, de un fuerte celeste, se me aparecía más bien monocromático, de tener los ojos cerrados tanto rato. En algún momento, el sonido de la plaza me empezó a desplazar a otros lugares donde no había que preocuparse por consumir y toda la boludez de ahora. Me sentía tranquilo, desestresado. En medio de este viaje me tocan el brazo y, al abrir los ojos, veo el rostro más blanco que jamás había visto: unos ojos tipo anime bien abiertos, redondos y marrones; labios gruesos sin ser exagerados; mejillas ruborizadas y una voz que en un vago español me dice:

- ¿Estás bien?
- cjmm!!! - escupí. Si, estoy bien.
- Estabos como desmaiada.
- No, estaba viajando nomás.
- ¿Cómo?
- Nada, estoy bien. Gracias. ¿Querés ir a comer unos bizcochos?
- No entiendo bizcocho. Le hice el gesto con la mano como de comer y ahí entendió.

Luego de ir a la panadería, nos sentamos en un murito de Freire y conversamos largo rato. Hacíamos lo que podíamos para comunicarnos ya que su español era por momentos muy bueno y por otros harto precario. Al menos llegué a comprender que era una persona con problemas como yo, que se había ido de su Szentes natal para conocer gente nueva y costumbres nuevas. También supe que se llamaba Aelish y que era fanática de Rutger Hauer. Me enamoré enseguida.

Estaba dispuesta a seguirla a todas partes, asi que cuando me dijo  que unos amigos suyos se iban a pocos kilómetros de Szentes a formar una comunidad libre, me fui con ella. Dejé mi trabajo y con la liquidación pagué el pasaje. Chau Uruguay.

Hasta hoy vivimos bárbaro. Es todo un poco insalubre para mi pero la llevo bien con la Aelish a mi lado. Hacía cerca de un mes que la madre la había llamado y le había comunicado que estaba invitada para la entrega de los Oscar porque la pelicula en la que ella actuaba había sido nominada y quería que Aelish fuera con  ella. Aelish de mala gana aceptó y fue. Creo que aceptó porque en el fondo se siente mal por haberla abandonado años atrás y viajar por el mundo para luego volver y quedarse a un par de kilómetros de su casa...no en casa de su madre...con ella.

Yo me fui al Ételbár del centro de Szentes a ver la entrega de los Oscar. Leonardo di Caprio ganó un premio. Una hora después recibí un SMS de Aelish: "Dice un tipo acá que tiene 400 millones en el banco. Es un pesado".


martes, febrero 23, 2016

Contar la Plata

En Diciembre del  año pasado terminé un segundo libro llamado Contar la Plata.  Es una novela corta que trata de un personaje que consigue su primer trabajo en una transportadora de valores. Esto implica ingresar a trabajar en una oficina junto a 30 personas más, cada cual con su historia. La novela trata sobre lo que sucede en esa oficina, y lo que le sucede al personaje principal, tanto dentro como fuera de la oficina. Algunos relatos que componen la novela han sido tomados de este blog y corregidos ya pasada la resaca de esas noches en las que los escribí. Es un filtro necesario para no escribir cualquier desastre. Los contenidos que tomé y modifiqué los eliminé del blog por haber  pasado a ser borradores de lo que sí pretendo sea algo perdurable. Es por eso que el blog parece un pueblo australiano padeciendo pánico peludo: desértico. En breve les paso más información sobre cuando lo podré publicar, como, donde se podrá adquirir, etc. Gracias por andar en la cibervuelta.


jueves, agosto 20, 2015

Tal vez descubrieron América un domingo.

...Y un domingo cualquiera me recordaron que existía Bill Callahan. Compartieron "Riding for the Feeling" en las redes sociales y decidí darle una oportunidad en base a la miniatura del video que tenía algo prometedor: un macaquito volando sobre una cordillera. La melodía musicalizaba una cadena de aforismos, cantada por una voz que por momentos te llevaba a Nick Cave y por otros a Leonard Cohen.


De inmediato me fui al disco Apocalypse (2010) que contenía esta canción. Allí me encontré con un álbum de una trilogía inicial paralizante (Drover/Baby´s Breath/America!). Luego cae ligeramente con Universal Applicant para volver con toda la fuerza en Riding for the Feeling siendo el tema que más te sumerge en un letargo climático. Después viene Free´s que vuelve a un nivel Universal Applicant (una sensación de estar en el salón de té del Hotel del Prado). Cierra con un himno "One Fine Morning". Tremendo disco de Bill Callahan/Smog.